La Noche de los Cristales Rotos, el comienzo de la violencia contra los judíos en la Alemania Nazi

Hace 82 años, en las sombras del 9 al 10 de noviembre de 1938, comenzó la «Noche de los Cristales Rotos». El asesinato de un funcionario alemán en París por un adolescente fue la excusa para q la Alemania Nazi instigase el mayor linchamiento de judíos de la Historia.

El estallido de violencia duró dos días. Tuvo lugar en toda Alemania y en varias ciudades de Austria. Fueron asesinados unos 200 judíos, otros 30.000 fueron internados en campos de concentración, quemadas más de 250 sinagogas. 7.000 comercios judíos fueron destruidos y saqueados.

A pesar de que el régimen nazi adujo que la violencia se había generado de forma espontanea, lo cierto es que la «Kristallnacht» fue organizada por el ministro Joseph Goebbels y el brazo ejecutor fueron los «camisas pardas», las «SA» una milicia vinculada al Partido Nazi.

El 28 de octubre de 1936, siguiendo instrucciones de Adolf Hitler, el régimen trató de llevar a cabo la expulsión de los judíos de origen polaco. A estas 17.000 personas solo se les permitió salir con una maleta por persona. El resto de sus pertenencias fueron confiscadas.

Esas personas fueron sacadas de sus domicilios de noche y trasladadas por ferrocarril a la frontera con Polonia. Las autoridades polacas sólo dejaron entrar en su país a 4.000 después de permanecer en refugios provisionales durante varios días sin agua y comida.

Las 13.000 personas judías expulsadas de sus hogares fueron internadas en campos de concentración. Herschel Grynszpan se llamaba el judío que disparó a un funcionario en la Embajada de Alemania en París el 7 de diciembre de 1938. Era familiar de los judíos expulsados.

La violencia contra las personas judías dura hasta la mañana del 10 de noviembre. La rotura de los cristales de los escaparates de los comercios judíos pone nombre a la violencia de esos días: «Kristallnacht», la «Noche de los cristales rotos».

Para más inri, el 12 noviembre de 1938, el estado nazi impone una multa con de mil millones de reichsmarks a la comunidad judía de Alemania achacándola la culpa de lo ocurrido. Además se obliga a los judíos a limpiar y se les prohíbe cobrar las indemnizaciones de los seguros.

A partir de la «Noche de los Cristales Rotos» la vida de los judíos en la Alemania Nazi pasa a ser una pesadilla. El resto de su terrible historia ya la conocen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *