Vasco Núñez de Balboa, el polizón que descubrió un océano

Hace 507 años, el 25 de septiembre de 1513, Vasco Núñez de Balboa descubrió el Mar del Sur, que ahora llamamos océano Pacífico gracias a Magallanes, siendo Juana I reina de Castilla y Fernando el Católico rey de Aragón.

“En martes veinticinco de septiembre aquel año de 1513 a las diez horas del día, yendo el capitán Vasco Núñez de Balboa en la delantera de todos los que llevaba por un monte raso, vio desde su cumbre la Mar del Sur antes que ninguno de los cristianos compañeros que al lado iban.”

Núñez de Balboa nació en Jerez de los Caballeros, que por aquel entonces se conocía Jerez «cerca de Badajoz», en 1474. Su apellido deriva del castillo de Balboa en Villafranca del Bierzo. Antes de viajar al Nuevo Mundo vivió en Córdoba y Sevilla.

En el año 1501 partió hacia el Nuevo Mundo desde Cádiz enrolado en la expedición de Rodrigo de Bastida y Juan de la Cosa. Tenía por entonces 25 años y recorrió la costa caribeña de lo que hoy es Colombia y Panamá. La expedición recaló en la isla de La Española.

En la isla de la Española o Hispaniola, Vasco Núñez de Balboa compró con el dinero ganado en la expedición de Rodrigo de Bastida una propiedad con la que trato de llevar a cabo una explotación agropecuaria. Fracasó. En el año 1509 lo único que tenía eran deudas.

Con la idea de librarse de sus acreedores, Balboa viaja como polizón en una expedición comandada por Martín Fernández de Enciso con destino a Nueva Andalucía (actuales Colombia y Venezuela) para ayudar a Alonso de Ojeda. Cuentan que se embarcó dentro un barril con su perro Leoncico.

Descubierto durante el viaje, a punto ser abandonado en una isla desierta, Fernández de Enciso le perdonó con vistas a utilizar la experiencia de Balboa. Ocho años antes había recorrido con Rodrigo de Bastida las costas de Nueva Andalucía.

Cuando llegaron a tierra firme se encontraron con Francisco de Pizarro, el que sería más adelante el conquistador del Perú, que trataba de defenderse de unos indígenas muy belicosos en San Sebastián, poblado fundado por Alonso de Ojeda.

Vasco Núñez de Balboa propuso que se establecieran en otro lugar pues San Sebastián era un lugar difícil de defender y acabaron fundando Santa María la Antigua del Darién sobre terreno más fértil y provisto de agua potable. Para ello tuvieron que derrotar al cacique Cemaco.

Asentados los españoles en Santa María la Antigua del Darién, primera ciudad fundada en tierra firme americana, Núñez de Balboa se hace con el mando de la expedición siendo nombrado por la corona gobernador y capitán de la provincia del Darién.

A finales de 1512 supo de la existencia de otro mar gracias a Panquiaco, hijo mayor del cacique Comagre, que él dedujo podía ser el ansiado paso hacia Asia y la Especiera. Al mismo tiempo Francisco de Pizarro se enteró de la existencia del Imperio Inca.

El 1 de septiembre de 1513 Balboa dio inicio a la búsqueda del Mar del Sur, partiendo desde la región costera de Cueva, desempeñando una habilidosa labor diplomática y pacificadora con los caciques locales que duró toda la búsqueda.

Con 92 soldados y dos sacerdotes, y los indios guía del cacique de Coyba, Careta, se dirigió por el interior para atravesar el istmo de Panamá. Los españoles atravesaron los ríos Chucunaque, Artigati y Sabanas, y ascendieron la sierra de Cuareca (o Quareca).

Balboa divisó el que el llamó mar del Sur el día 25 de septiembre, desde una colina: “Allí veis lo que tanto deseábamos”. El 29 de septiembre, día de San Miguel, siendo uno de los testigos Pizarro, tomó posesión de aquella inmensidad en nombre de la reina Juana y su padre Fernando.

Previamente, Alonso Martín había probado el agua para comprobar que era salada y embarcado en una canoa para surcar simbólicamente ese mar ignoto. Núñez de Balboa acabó sus días decapitado un 15 de enero de 1519, pero esa es otra historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *