El Genocidio Belga en el «Estado Libre del Congo»

¿Sabían que los belgas causaron en el Congo un genocidio al que los británicos obraron en Australia? De 1885 a 19220 la población del Congo pasó de 20 millones a 10 gracias a los crímenes ordenados por el rey Leopoldo II y permitidos por el Gobierno y Parlamento belga.

En 1884 la Conferencia de Berlín, donde las potencias europeas se repartieron África, otorgó al rey Leopoldo II de Bélgica, territorios que hoy corresponderían a la República Democrática del Congo. Curiosamente sus nuevas posesiones se denominarían «Estado Libre del Congo».

El «Estado Libre del Congo» no tenía nada de libre. Supuestamente el rey Leopoldo II de Bélgica se hacía con el control del territorio para proteger a sus habitantes de las redes de traficantes de esclavos musulmanes. El mismo ordenó esclavizar a todos los habitantes del Congo.

Leopoldo II de Bélgica no tenía la intención de proteger a los habitante del Congo. Lo único que le interesaban era explotar sus riquezas, sobre todo el caucho y marfil. Para ello se sirvió de funcionarios, policías belgas y un ejército con mandos belgas y soldados congoleños.

Leopoldo II de Bélgica “Cuando uno trata una raza compuesta de caníbales desde hace miles de años, es necesario utilizar los métodos que mejor sacudirán su pereza y hacerles comprender el aspecto sano del trabajo”. (11 de diciembre de 1906, New York Publisher’s Press)

Al Congo llegaron un gran número de colonos belgas, que apoyados por el ejército creado por Leopoldo II, no dudaron en asesinar, torturar, mutilar a todo aquel que se resistía a trabajar para ellos. Son numerosas las fotos de congoleños que aparecen con sus manos cortadas.

Los métodos criminales de los belgas que se instalaron en el Congo dejaron a tribus enteras cojas y mancas. Muchas de ellas fueron completamente exterminadas. Además frecuentemente utilizaban el látigo y violaban a las mujeres congoleñas.

Además los belgas crearon «zoológicos humanos» con población congoleña esclavizada y enviada a Europa. Para más inri, disecaron y diseccionaron con fines científicos a numerosos cadáveres de los pobladores del Congo. Tenían de sobra.

A principios del siglo pasado los métodos coloniales de los belgas comenzaron a llegar a la prenda europea. El periodista inglés Edmund Dene Morel, el diplomático irlandés Roger Casement, los escritores Joseph Conrad y Conan Doyle sacaron a la luz los crímenes belgas.

En 1908, poco antes de su muerte, Leopoldo II cedió la propiedad del «Estado Libre del Congo» al estado belga. La colonia pasó a denominarse Congo Belga. Los métodos coloniales impuestos por el rey siguieron vigentes hasta 1920.

El Congo se independizó en 1960 y actualmente se denomina «República Democrática del Congo». Sus habitantes han sufrido la dictadura de Mobutu, continuas guerras civiles y epidemias de ébola, fiebre amarilla,… Es un país rico en coltán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *