Alfonso VI, la Reconquista del Toledo y el Cristo de la Luz

Hoy hace 935 años, 25 de mayo de 1085, que hizo su entrada triunfal en Toledo por la antigua Puerta de Bisagra, el rey Alfonso VI de León, «Imperator totius Hispaniae», arrebatando la antigua capital del reino visigodo al Islam.

Según la tradición, nada más hacer su entrada en Toledo, al pasar el rey Alfonso VI de Léón montado en su caballo por delante de la Mezquita del Cristo de la Luz, el equino se paró en seco quedando arrodillado.

Mezquita del Cristo de la Luz

La torquedad del animal al no querer incorporarse fue interpretada por el rey Alfonso VI como una señal divina y decidieron investigar qué intentaba comunicarles Dios. El adoquín donde se arrodilló el caballo está pintado de blanco.

Adoquín blanco

En ese momento los cristianos que acababan de conquistar Toledo, decidieron cavar por la zona donde se había arrodillado el caballo del rey Alfonso VI. Tras un muro encontraron un crucifijo que llevaba escondido casi cuatro siglos, el tiempo que llevaba Toledo en manos musulmanas.

Imagen del Cristo de la Luz en el interior de la antigua Mezquita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *