Torrijos, el héroe de la Guerra de la Independencia que acabó fusilado en las playas de Málaga por orden de un tirano

Hoy hace 189 años, el 11 de diciembre de 1831, fue fusilado en la playa de San Andrés de Málaga el general José María de Torrijos y Uriarte junto a otros 48 liberales sin juicio previo y sin que pudiera mandar su propio pelotón de fusilamiento.

El general Torrijos llegó a las costas de Málaga engañado por el general Salvador González Moreno con el que mantenía correspondencia. Gobernador de Málaga, González se hizo pasar por un liberal con el sobrenombre de Viriato.

«Viriato» convenció a Torrijos de que Málaga era el mejor lugar para iniciar un golpe de estado contra Fernando VII el «Felón». Torrijos pretendía reinstaurar la Constitución de 1812. Torrijos y sus conjurados partieron de Gibraltar el 30 de noviembre de 1831.

El utópico Torrijos pensaba que llevando a cabo un pronunciamiento en Málaga tendría lugar una insurrección liberal en toda España. Su lema era «Patria, Libertad e Independencia» y su manifiesto terminaba con un ¡Viva la Libertad!

El 2 de diciembre de 1831, al llegar a las costas de Málaga el barco en el que viajaban Torrijos y sus acompañantes es bombardeado por los barcos que los escoltaban. Tratan de escapar a la sierra de Mijas pero en Alhaurín de la Torre son apresados.

Trasladados los conjurados al convento de los Carmelitas de San Andrés el 4 de diciembre de 1831, allí pasarían los últimos días de su vida. Serán fusilados en dos grupos en la mañana del 11 de diciembre de 1831 y posteriormente enterrados en la Plaza de la Merced en 1842.

Héroe de la Guerra de la Independencia, Torrijos estuvo a punto ser fusilado el 3 de mayo de 1808 a los 17 años al apoyar a Daoiz y Velarde en el Parque de Artillería de Monteleón en Madrid.

A los 19 años consiguió el grado de Teniente General. Luchó en Valencia, Murcia, Vic, Tortosa, Alba de Tormes, Vitoria,… Durante el sitio de Tortosa fue apresado por los franceses pero consiguió escapar. Terminó la guerra con el grado de general de brigada.

Terminada la guerra fue nombrado por Fernando VII gobernador militar de Cartagena, Murcia y Alicante pero en 1817 apoya una insurrección que trataba de devolver la vigencia de la Constitución de Cádiz de 1812.

Saldrá de la cárcel durante el trienio liberal propiciado por el general Riego y después de la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luis se exilió primero en Francia y luego en Gran Bretaña. En 1831 trató de volver a España con la suerte que más arriba les he contado.

El famoso cuadro «Fusilamiento de Torrijos en las Playas de Málaga» fue pintado por Antonio Gisbert en 1888 y está considerado una de las obras maestras de la pintura histórica española. Se encuentra en la actualidad en el Museo del Prado.

José de Espronceda:

«Helos allí: junto a la mar bravía
cadáveres están, ¡ay!, los que fueron
honra del libre, y con su muerte dieron
almas al cielo, a España nombradía.

Ansia de patria y libertad henchía
sus nobles pechos que jamás temieron,
y las costas de Málaga los vieron
cual sol de gloria en desdichado día.

Españoles, llorad; mas vuestro llanto
lágrimas de dolor y sangre sean,
sangre que ahogue a siervos y opresores,

Y los viles tiranos, con espanto,
siempre delante amenazando vean
alzarse sus espectros vengadores.

2 pensamientos sobre “Torrijos, el héroe de la Guerra de la Independencia que acabó fusilado en las playas de Málaga por orden de un tirano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: