La Inquisición Española no fue el «tribunal sediento de sangre» que nos vende la Leyenda Negra

¿Saben ustedes que el Tribunal del Santo Oficio (Inquisición Española) no fue el «tribunal sediento de sangre» que propaga la Leyenda Negra contra España?

Henry Kamen en su libro «La Inquisición Española, Mito e Historia» afirma lo siguiente:

«El número relativamente pequeño de ejecuciones constituye un argumento eficaz frente a la leyenda que presenta a la Inquisición como un tribunal sediento de sangre.»

«Por supuesto que nada puede borrar el coste de vidas humanas de sus primeros veintitantos años de existencia. Pero es evidente que durante la mayor parte de su historia la Inquisición distó mucho de ser un monstruo sanguinario ni por sus intenciones ni por su capacidad.»

«Se ha calculado que en diecinueve de los tribunales existentes durante el periodo comprendido entre 1540 y 1700, aproximadamente un 1,8 por ciento fueron ejecutados.»

Según ese cálculo, el número de ejecutados ·sería inferior al de cualquier tribunal provincial de justicia de España o de cualquier país de Europa.

Durante toda la existencia del Tribunal del Santo Oficio, según la documentación existente, «fueron como máximo tres mil las personas que sufrieron la pena de muerte durante toda la existencia de la Inquisición Española».

Por su parte el hispanista, historiador, profesor y Director del Departamento de la Universidad de California. Philip W. Powell, afirma en su libro «El Árbol del Odio» lo siguiente:

«El nombre de los ejecutados en nombre del Santo Oficio, fue pequeño. El empleo de la tortura física era relativamente infrecuente si se compara con el cuantioso número de los procesos, y se aplicaba bajo estrictos reglamentos, con garantías y condiciones más humanitarias que la mayoría de semejantes procesos judiciales requería en la Europa de aquellos tiempos.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *