Jeromín, el hermano del rey Felipe II que alcanzó la gloria en Lepanto bajo el nombre de D. Juan de Austria

Hace 442 años, 1 de octubre de 1578, falleció a los 33 años de edad D. Juan de Austria, héroe de Lepanto «la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros».

Hijo natural del César y de Bárbara Bloomberg fue bautizado como Jeromín. El rey nuestro señor Felipe II le cambió el nombre a Juan por parecer «más masculino».

Encuentro del Emperador y Rey Carlos con su hijo Jeromín

El Emperador y Rey Carlos reconoció a D. Juan como hijo suyo en un codicilo fechado el 6 de junio de 1554: «por quanto estando yo en Alemania, después que embiudé, huve un hijo natural de una mujer soltera, el que se llama Gerónimo».

El rey Felipe II no se enteró de la existencia de su hermano Juan hasta que falleció su padre Carlos y se leyó su testamento. Felipe, siguiendo las indicaciones de su padre Carlos, reconoció al niño como miembro de la Familia Real.

Teniendo unos 4 años de edad, el Emperador y Rey Carlos ordenó que Jeromín se criara a España. Sus primeros años en España los pasó en Leganés, pueblo cercano a Madrid, a cargo de Francisco Massy, violista de la corte imperial, y su mujer Ana de Medina.

A partir del verano de 1554 se hicieron cargo de su educación el mayordomo real Luis de Quijada y su mujer Margarita de Ulloa.

Luis Quijada

D. Juan completó sus estudios en la Universidad de Alcalá de Henares donde coincidió con dos de sus familiares: el príncipe Carlos y Alejandro Farnesio.

Felipe II trató de inclinar a su hermano hacia el sacerdocio a Juan. Fue imposible, pues el hijo natural del César gustaba de gozar de la compañía femenina y más que iniciar una carrera religiosa deseaba con todas fuerzas comenzar la carrera de las armas.

De hecho, enterado en el año 1565 que los turcos estaban asediando la isla de Malta trató de incorporarse a la flota que fue enviada en auxilio maltés a pesar de no contar con la autorización de su hermano. Llegó a viajar a Barcelona con el propósito de embarcarse.

En el año 1568 su hermano Felipe II le nombró Capitán General del Mar, con mando pleno sobre la Armada del Mediterráneo con la misión de combatir a los corsarios. Durante tres meses recorrió toda la costa y llegó a desembarcar en Orán y Melilla.

La primera operación de relevancia que le fue confiada por el Rey tuvo lugar en tierra firme: sofocar la rebelión de unos 25.000 moriscos en la Alpujarra. En aquellas luchas perdió la vida su otrora tutor Luis de Quesada.

En el año 1571 le fue encomendado a D. Juan de Austria el estandarte de la Liga Santa, la coalición cristiana que hizo frente a la temida flota otomana en Lepanto, «la más alta ocasión que vieron los siglos».

Estandarte de la Liga Santa

Aconsejado entre otros por Alvaro de Bazán, impuso su plan: buscar la flota turca allá donde estuviera y destruirla, lo cual ocurrió el 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto. Con 24 años era un héroe para la cristiandad. Pio V: «Hubo un hombre querido de Dios llamado Juan”.

En la primavera de 1576 accedió al deseo de su hermano de convertirse en gobernador de los Países Bajos, cargo militar a la par que diplomático. La muerte le sobrevino el 1 de octubre de 1578 a los 32 años de edad a causa de unas fiebres tifoideas. Está enterrado en El Escorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *