22 de abril, aniversario del nacimiento de Isabel de Castilla, de las Españas, la Católica

Hace 561 años, el 22 de de abril de 1451, nació en Madrigal de las Altas Torres la reina católica Isabel I de Castilla, responsable junto a su marido Fernando, de la victoria de las armas cristianas sobre el Reino Nazarí de Granada, último enclave de poder del Islam en España.

La reina Isabel de Castilla, Isabel de las Españas, Isabel la Católica, nació en Madrigal de las Altas Torres el 22 de abril de 1451, fruto del matrimonio entre Juan II de Castilla e Isabel de Portugal. La joven madre contaba con 22 años y tuvo un parto difícil.

«Nasció la santa Reyna Católica doña Ysabel, fija del rey don Juan el Segundo e de la reyna doña Ysabel, su segunda mujer, en Madrigal, jueves XXII de abril, III horas e dos tercios de hora después de mediodía, año Domini 1451 años.» (Doctor Toledo, médico de la corte, 1496)

Isabel de Portugal dio a luz «una niña muy blanca, muy rubia – no en vano era nieta de la reina Catalina de Plantagenet- a la que pondría su propio nombre: Isabel».

El rey Juan II pusó en conocimiento de la ciudad Segovia el nacimiento de su hija: «Fágovos saber que, por la gracia de Nuestro Señor, este jueves próximo pasado, la reyna doña Ysabel, mi muy cara e muy amada muger, encaesció de una infante. Lo qual vos fago saber porque dedes muchas gracias a Dios, así por la deliberación de la dicha Reyna, mi muger, como por el nascimiento de la dicha Ynfante; sobre lo qual mandó ir a vos Julián de Bustos, levador de la presente».

Los reyes Isabel de Portugal y Juan II de Castilla, padres de la reina Isabel

A mediados del Siglo XV, Madrigal era una villa bien amurallada situada en un cruce de caminos entre Medina del Campo y Arévalo. La esposa de Juan II y madre de Isabel había recibido como dote de su matrimonio la villa castellana. La foto es de la web del Ayuntamiento.

Madrigal de las Altas Torres

Poco se conoce de la infancia de la reina Isabel junto a su madre portuguesa. El silencio de los cronistas se debe a que nadie pensaba en ella como futura reina: por delante en la línea sucesoria tenía a su hermanastro Enrique IV y su hermano Alfonso.

La reina Isabel de Portugal con sus hijos Alfonso e Isabel

Como bien saben ustedes, el esposa del rey Enrique IV de Castilla tuvo una hija que en principio iba a ser Juana de Castilla y acabó siendo Juana la Beltraneja. La muerte de su hermano y la Guerra de Sucesión Castellana pusieron a Isabel en el trono. Otro día hablamos de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *