Ramiro de Maeztu, el intelectual asesinado por sus ideas en el «Madrid de las Checas».

Hace 84 años, 29 de octubre de 1936, fue asesinado Ramiro de Maeztu y otras 31 personas en las tapias del cementerio de Aravaca por un grupo de milicianos de izquierdas. Su delito: pensar diferente a sus asesinos. Sánchez estudió en el Instituto «Ramiro de Maetzu». O eso dice…

Ramiro de Maeztu se encontraba preso en la cárcel de Ventas el 28 de octubre de 1936. Junto a otras 32 personas fue entregado al Comité de Investigación Pública de la cárcel de Ventas para su supuesto traslado a la cárcel de Chinchilla.

El Comité Provincial de Investigación Pública fue creado por Manuel Muñoz, Director General de Seguridad de la República. El Comité se ocupaba de la represión en el Madrid de las Checas. Siempre sin juicios. Su primera sede estaba en la siniestra checa de Bellas Artes.

Ramiro de Maeztu, había sido detenido el 1 de agosto de 1936 por unos milicianos que buscaban a un sacerdote en casa de Luis Vázquez Dodero en la calle de Velázquez de Madrid. En un principio los chequistas no le reconocieron.

Maeztu no se escondió y les dijo a los chequistas: «Yo soy Maeztu, ¿venís a matarme? Aquí me tenéis a vuestra disposición, asesinadme pronto». Trasladado a la Cárcel de Ventas, el diario socialista “Claridad” lo señaló como «perteneciente a una generación de escritores traidores»

Los únicos «delitos» de Maeztu eran ser director de la revista «Acción Española», monárquico, diputado por Guipúzcoa en la segunda legislatura de la Segunda República Española y autor del libro «Defensa de la Hispanidad». Vamos, q era de derechas. Antes había sido de izquierdas.

Ramiro de Maeztu fue sacado de la cárcel de Ventas a las dos de la madrugada por un miliciano que le dice que hay traslado de presos a Chinchilla junto a 31 presos entre los que se encontraba Ramiro Ledesma Ramos, fundador de las JONS.

Lo más seguro es q Ramiro Ledesma fuera asesinado en la misma cárcel de Ventas al resistirse a su traslado. Cuentan q dijo a sus carceleros: “¡ A mí me matáis donde yo quiera, no donde vosotros queráis!» En ese momento los chequistas lo habrían cosido a puñaladas y descuartizado.

Ramiro de Maeztu fue fusilado en la madrugada del 29 de octubre de 1936 junto a otras 31 personas, atados de dos en dos con alambre a la altura de los codos en la tapia del cementerio de Aravaca. Está enterrado en una fosa común. La Ley de Memoria Histérica olvida esa fosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *