Miguel de Cervantes dio tres veces con sus huesos en la cárcel

El mejor escritor en español que han conocido los tiempos, autor de “El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”, tuvo una vida muy azarosa y llena de peligros.

Además de participar el 7 de octubre de 1571 en la Batalla de Lepanto contra el turco, donde perdió el movimiento de la mano izquierda al ser seccionado un tendón por un trozo de plomo (no sufrió la amputación de la mano), Miguel de Cervantes continúo su carrera militar en el tercio de Lope de Figueroa luchando con las armas españolas en Navarino, Corfú, Bizerta y Túnez.

Batalla de Lepanto

Al regresar de esas campañas residió tres años en Italia y en 1575 decidió volver a España desde Nápoles. Cuando el barco en el que viajaba navegaba frente a las costas de Cataluña, un flotilla turca hizo presos tanto al escritor como a sus hermanos Miguel y Rodrigo. El secuestro ocurrió el 26 de septiembre de 1575. Los turcos le vendieron como esclavo en Argel donde estuvo prisionero cinco años a pesar de cuatro intentos de fuga. Fue rescatado por los padres trinitarios al pagar un rescate de 500 escudos el 19 de septiembre de 1580 cuando ya se encontraba encadenado a un banco de remeros de una galera.

Una vez en España, después de probar suerte como escritor en Madrid, se estableció en Sevilla y se hizo cargo de la recaudación de los impuestos atrasados, empleo que le trajo numerosos problemas. De hecho, en 1597 fue acusado de haberse apropiado de parte del dinero recaudado y acabó en la Cárcel Real de Sevilla, donde al parecer, tuvo la idea de comenzar a escribir la obra que le hizo universalmente famoso. Estuvo tres meses en prisión.

Después de su estancia en Sevilla, en el año 1604 se instaló en Valladolid, en donde también acabó con sus viajados huesos en prisión. Esta vez por una acusación falsa: un hombre fue asesinado a las puertas de su casa, un tal Gaspar de Ezpeleta. Parece ser el asesino de Gaspar fue Melchor Galvar, amigo de Villarroel, alcalde de Valladolid. Cervantes pasó unos días en prisión pues fue acusado falsamente del crimen y la acusación retirada por los funcionarios de Justicia.

1 pensamiento sobre “Miguel de Cervantes dio tres veces con sus huesos en la cárcel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *