Luis Noval, el cabo del Regimiento del Príncipe N.º 3 que dio su vida para proteger la de sus camaradas

El 28 de septiembre de 1909, hoy hace 112 años, el cabo asturiano Luis Noval sacrificó su vida para proteger la de sus compañeros del campamento español sito en Beni-Sicar: “¡Vengo entre moros! ¡Tirar! ¡Viva España!”

Una vez tomada la posición del Zoco al Had de Beni Sicar, las tropas españolas se prestan a defenderla. La noche del 27 al 28 de septiembre de 1909 los mandos del campamento español organizan patrullas nocturnas y construyen alrededor del campamento varios pozos de tiradores.

A nuestro héroe Luis Noval Ferrao, nacido en Oviedo y por entonces cabo del Regimiento del Príncipe número 3, le toca realizar la vigilancia nocturna y patrullar alrededor de los pozos de los tiradores y de los puestos avanzados de defensa.

Vitrina dedicada al cabo Luis Noval en el Museo del Ejército de Toledo

A las dos de la mañana, encontrándose en uno de los puestos avanzados defendidos por los soldados Patiño y Fandiño, observa que un grupo de rifeños se acerca amparado por la oscuridad. Fandiño se esconde en la trinchera. Luis Noval y Patiño deciden refugiarse en el campamento.

Hostigados por los rifeños, Noval y Patiño tratan de alcanzar el campamento a la carrera. Una alambrada les impide alcanzarlo en un primer intento. Encima al no reconocerlos a causa de la oscuridad, los camaradas de los españoles los reciben a tiros.

Monumento a Luis Noval en la Plaza de Oriente de Madrid

El soldado Patiño logra superar la alambrada y advertir a sus camaradas de su nacionalidad. Consigue entrar en el campamento sano y salvo. El cabo Noval observa que los rifeños le siguen a corta distancia y toma la decisión de bordear la valla.

En su búsqueda de una entrada que le permitiera atravesar las alambradas, el cabo Noval se da cuenta que los rifeños tratan de cruzarlas gritando “¡No tiréis, que somos españoles!”. Y no son decenas los moros, sino cientos.

Monumento al cabo Luis Noval en la Plaza de Oriente de Madrid

En ese momento, sabiendo el cabo Noval que se encuentra entre el campamento y los rifeños y que no saldrá vivo en caso de que los españoles comiencen a disparar grita: “¡Vengo entre moros! ¡Tirar! ¡Viva España!”. Muere alcanzado por tres disparos de Mauser.

Al cabo Luis Noval le concederán a título póstumo “la Cruz de 2.ª Clase Laureada de San Fernando, con una pensión anual de 400 pesetas para sus padres, por Real Orden Circular de 19 de febrero de 1910”.

Otra versión de los hechos afirma que el Cabo Luis Noval Ferrao cayó prisionero de los rifeños asesinando a los camaradas que con él se encontraban. Si los llevaba a la entrada del campamento, le perdonarían la vida. Lo cuenta Miguel Ángel Ferreiro en su web: «El Cabo Noval, poema de guerra».

“CABO D. LUIS NOVAL FERRAO. Prisionero de los moros el 28 de septiembre de 1909, antes de traicionar a los suyos ofrendó su vida por la Patria, salvando con su heroísmo la Posición del Zoco el Had de Beni Sicar. Melilla”

Marcos Mayorga: «Noval escribió una página en la Historia de España, con letras de sangre y oro, alcanzando con su hazaña su libertad, inmolándose voluntaria e instintivamente, en ayuda de sus conciudadanos, en un lugar muy lejano de su tierra natal, a donde le llevó la implacable e inexorable fuerza del destino.»

 Fuentes:

1 pensamiento sobre “Luis Noval, el cabo del Regimiento del Príncipe N.º 3 que dio su vida para proteger la de sus camaradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: