Lenin no acabó con una tiranía, acabó con una democracia

¿Saben ustedes que Lenin no acabó con una tiranía, que acabó con una democracia? Una de las mentiras más repetidas por la propaganda comunista es que la revolución bolchevique de octubre de 1917 fue un alzamiento del proletariado en contra del régimen zarista. (sigue)

Obvian que en octubre de 1917 en Rusia ya no existía el régimen zarista sino una república democrática con el socialista Kerenski como cabeza del Gobierno Provisional y con una Asamblea Constituyente en la que los bolcheviques solo tenían la representación de la cuarta parte.

Lenin no acaba con una tiranía sino con una democracia. En febrero de 1917, Nicolas II, el último zar del Imperio Ruso, había abdicado de la corona renunciando también a los derechos dinásticos de su único hijo varón, Alekséi Nikolayevich.

Una vez producida la abdicación, la familia Románov se dejó detener sin oponer resistencia y fueron confinados en el palacio de Tsárskoye Seló, al sur de la capital rusa, que entonces era San Petersburgo. Serían asesinados por orden de Lenin el 17 de julio de 1918.

El golpe de Estado de los bolcheviques en octubre de 1917 consistió en un golpe de fuerza de un autodenominado “comité militar” a cuyo mando se encontraba Trotsky que tuvo lugar en Petrogrado tomando los puestos estratégicos de la ciudad y asaltando la sede del gobierno legítimo de Rusia, el Palacio de Invierno.

No fue el “pueblo” el que se hizo con el poder ni sacaron al zar Nicolas II de dicho palacio como ha hecho creer la propaganda comunista. El 25 de octubre de 1917 (calendario juliano) Lenin presentó ante el Comité de los Soviets la liquidación del gobierno de Kerenski.

Sin embargo el Comité de los Soviets no se dejó convencer y rechazó el golpe de Estado bolchevique. Fracasado este intento, Lenin tuvo que aceptar una convocatoria de elecciones a la Asamblea Constituyente. En dichas elecciones, los bolcheviques obtuvieron el 25 por ciento.

¿Cuál fue la solución de Lenin para alcanzar definitivamente el poder?
Disolver la Asamblea Constituyente el mismo día que se reunió después de las elecciones e imponer el comunismo gracias al terror.

El zar Nicolás II, su mujer Alejandra, sus hijos Olga, Tatiana, María y Anastasia. Alexei, el médico Eugene Botkin, la doncella Anna Demidova, el cocinero Iván Kharitonov y el criado Alexei Trupp fueron asesinados a la una de la madrugada del 17 de julio de 1918.

Engañados por los comunistas encargados de su custodia, la Familia Real y cuatro de sus empleados fueron trasladados al sótano de la casa donde se encontraban prisioneros en Ekaterimburgo. Yakov Yurovsky fue el hombre encargado de planificar su asesinato.

«La Dirección General del Soviet Regional, satisfaciendo la voluntad de la revolución, ha decretado que el antiguo zar Nicolás Romanov, culpable de incontables crímenes sangrientos contra el pueblo, debe ser fusilado».

El asesinato lo llevaron a cabo 12 hombres armados con pistolas. Primero dispararon al zar y a la zarina. Empleadas todas las balas de los cargadores se dieron cuenta que las joyas que llevaban ocultas las hijas del Zar habían impedido su muerte. Las remataron con una bayoneta.

Lenin ordenó que nunca más se hablara de la matanza. Hasta 1926 los asesinatos no fueron confirmados negando los comunistas que hubieran sido los autores. Hasta el año 1991 no se encontraron los restos de Nicolás, Alejandra, Olga, Tatiana, Anastasia y sus cuatro sirvientes.

Los restos del zar Nicolás, de su mujer Alejandra y de tres de hijos, Olga, Tatiana y Anastasia y de sus cuatro sirvientes están enterrados en San Petersburgo, en la catedral de San Pedro y San Pablo, el lugar de sepultura tradicional de los zares.

En el año 2007 se hallaron los restos de Alexei y María. La Iglesia Ortodoxa canonizó al zar Nicolás, a su esposa Alejandra y a sus cinco hijos.

1 pensamiento sobre “Lenin no acabó con una tiranía, acabó con una democracia

  1. Buenos días, le escribo desde San Juan de Vera de las Siete Corrientes, fundada el 3 de Abril de 1588, por el adelantado Juan Torres de Vera y Aragón. Ciudad capital de la Provincia de Corrientes, en la Nación Argentina.
    Lo felicito por el enfoque que le da a su nota. Espero siga adelante.
    Saludos. Y que es España no se pone el sol!!!
    Arriba España!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: