La Toma de Granada por los Reyes Católicos

Hoy hace 529 años que 400 espingarderos y lanceros al mando del comendador mayor de León, Gutierre de Cárdenas, tomaron secretamente posesión de la Alhambra. Así acababan los Reyes Católicos con el Reino Nazarí de Granada, último enclave de poder del Islam en España. (Sigue)

La conquista de Granada fue un hecho muy celebrado en toda Europa pues compensaba para la Cristiandad la ocupación otomana de Constantinopla. De hecho el papa Inocencio VIII ofició una misa en la Iglesia romana de Santiago de los Españoles en celebración de la victoria.

El rey Enrique VII de Inglaterra celebró también la conquista: «Este hecho acaba de ser consumado gracias a la valentía de Fernando e Isabel que, para su eterna honra,…, han tomado a los infieles la poderosa capital mora…»

En las capitulaciones firmadas el 25 de noviembre de 1491 por los Reyes Católicos y los enviados de Boabdil, éste se comprometía a entregar la ciudad de Granada en el plazo de seis meses. Pero lo que debía ser un secreto para sus súbitos, a finales de 1491 no lo era.

Tratando de evitar posibles disturbios, el sultán nazarí decidió adelantar la entrega de la ciudad. En cumplimiento de lo pactado, envío a uno de sus hijos y otros 400 rehenes a Santa Fé como garantía para los españoles que acudieran a Granada a tomar posesión de la plaza.

Pasada una hora de la llegada de los rehenes, en la madrugada del 1 al 2 de enero de 1492, Gutierre de Cárdenas acompañado de 400 espingarderos y lanceros salió en dirección de la Alhambra llegando a la fortaleza casi amaneciendo.

Boabdil los recibe en los salones de la Torre de Comares. Allí entrega a Cárdenas las llaves de la Alhambra. El comendador de León recorre el palacio fortaleza colocando los guardas que estima.

Asegurada la Alhambra se dice una misa «con las mayores lágrimas y devoción que nunca se vio, asy por el clerigo que la dezía como por todos los que allí estabamos, y por muchos cautivos, hombres y mugeres, que por ende se hallaron».

Al salir el sol del 2 de enero de 1492, Gutierre de Cárdenas ordena que se disparen tres cañonazos, señal convenida para que el grueso del ejército cristiano partiera hacia Granada. El Conde de Tendilla será el primer alcalde cristiano de la Alhambra.

Ese mismo día 2 de enero de 1492 se levanta en la Torre de la Vela de la Alhambra la Santa Cruz y se izan los estandartes de Santiago y el real de los Reyes Católicos. A las tres de la tarde tiene lugar en el arenal del Genil, el acto oficial de la rendición.

Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, los Reyes Católicos, entraron en Granada el 6 de enero de 1492. El rey Fernando dejó establecido en su testamento que que el 2 de enero de todos los años habría de celebrarse la fiesta de la toma de Granada.

Los festejos comienzan con una visita a la Capilla Real de Granada, en donde se encuentran los sepulcros de los Reyes Católicos, de su hija la reina Juana, de Felipe el Hermoso y del infante Miguel. Allí se recoge el estandarte de los Reyes Católicos.

¡Granada! -¿Qué? -¡Granada! -¿Qué? -¡Granada! -¿Qué? -Por los ínclitos Reyes Católicos D. Fernando de Aragón y Dª Isabel de Castilla, ¡Viva España! -¡Viva! -¡Viva el rey! -¡Viva! -¡Viva Andalucía! -¡Viva! -¡Viva Granada! -¡Viva!

El sepulcro de los Reyes Católicos tiene el siguiente epitafio: “En este sepulcro de mármol descansan los dos esposos unánimes, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, derrocadores de la secta de Mahoma, aniquiladores de la herética pravedad, apellidados los Católicos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: