Garellano, la última batalla del Gran Capitán

Hoy hace 517 años que se alcanzó la victoria en última batalla que dirigió el Gran Capitán, D. Gonzalo Fernández de Córdoba. Garellano, en Italia. Allí venció a las tropas francesas enviadas por el rey Luis XII que trataban de tomar Nápoles y dominar el Mediterráneo.

La victoria de las tropas del Gran Capitán sobre las tropas francesas enviadas por Luis XII de Francia consolidó el dominio español sobre Nápoles durante siglos.

Como en casi todas las victorias que logró el Gran Capitán, el ejército al que se enfrentó era superior en número. En Garellano lucharon 15.000 soldados bajo el mando del Gran Capitán frente a 25.000 enviados por el rey de Francia.

Los españoles y sus aliados pretendían tomar las fortaleza de Gaeta después de vencer en Ruvo, en Seminara y en Ceriñola (abril de 1502). El Gran Capitán entró triunfalmente en Nápoles el 16 de mayo de 1503. Luego tocó a Catelnuovo, Castel dell’Ovo y el castillo de Salerno.

En Gaeta se encontraban acantonados los franceses derrotados por el Gran Capitán. Allí se dirigen las tropas españolas en junio de 1503. Comienzan el asedio, pero tienen que abandonarlo ante la fortaleza de las defensas y la llegada de tropas francesas de refuerzo.

El Gran Capitán decide entonces replegar sus tropas hacia el este del rio Garellano, ocupando varias plazas cercanas: San Germano, Roccaseca y Cassino (durante Segunda Guerra Mundial dicen que las aguas del río Garellano se tiñeron de sangre a causa de la famosa batalla).

Estamos en julio de 1503. En la orilla izquierda del río Garellano esperará el Gran Capitán a los franceses. Es una zona pantanosa, insalubre, numerosos soldados contraen la malaria. Incluso D. Gonzalo sufre de fiebres que le causarán una enfermedad que le acompañará hasta su muerte.

«La orilla derecha era dominada por los franceses y sus aliados, mientras en la orilla izquierda ondeaban las enseñas hispanas: los leones púrpuras, los castillos de oro, las cuatro barras de Aragón, las águilas negras de Sicilia y la granada. «

Después de varias escaramuzas, el 13 de octubre los franceses lanzan una ofensiva. Atacan por el flanco derecho, Rocaseca. Allí envía el Gran Capitán a Gonzalo Pizarro (padre del famoso conquistador), Zamudio, Arteaga,..: «Os he elegido para vuestra victoria o vuestra sepultura”.

Los hispanosicilianos rechazan a los franceses gracias a piqueros y arcabuceros. Tratan de cruzar el rio sobre Roca Andrina pero aparece el gigante García de Paredes: «con la espada de dos manos que tenía se metió entre ellos, y peleando como un bravo león» causó una matanza.

Otro tercer intento también es rechazado. Los franceses del Marqués de Matua logran atravesar el rio Garellano sobre un puente de barcas apoyados por la artillería. Después de un combate cuerpo a cuerpo también son rechazados. Muchos se ahogan al caer al rio con sus armaduras.

Matua es sustituido por Saluzzo. Llega la Navidad de 1503. El Gran Capitán simula que retira parte de sus tropas y Saluzzo se confía y envía parte de su ejército a la retaguardia. La familia Orsini envía 3000 hombres para que formen parte de la tropa del Gran Capitán.

Gonzalo Fernández de Córdoba decide atacar. Ordena a Juan Lezcano y a Pedro Navarro que construyan un puente de pontones a 10 kilómetros del campamento español que se monta la noche del 27 de diciembre. Amaneciendo cruzan el río Garellano los españoles y sus aliados.

La sorpresa entre los franceses es absoluta. Algunos franceses no han superado la borrachera navideña. Los capitanes Pedro Navarro y García de Paredes al frente de 3500 arcabuceros y rodeleros acaban con la primera resistencia francesa.

A continuación 200 jinetes de la caballería pesada de Próspero de Colona quienes desbaratan la línea francesa, rematada posteriormente por otro cuerpo de ejército dirigido por el propio Gran Capitán.

Saluzzo ordena la retirada francesa hacia Gaeta. Las tropas del Gran Capitán han causado diez mil bajas, los españoles y sus aliados sufren novecientas. Gaeta cae el 1 de enero de 1504 después de la capitulación de Saluzzo ante Gonzalo Fernández de Córdoba.

1 pensamiento sobre “Garellano, la última batalla del Gran Capitán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: