España no cometió un genocidio en el Nuevo Mundo

El dictador Maduro hace dos años acusó a nuestros antepasados (y a los suyos pues no tiene pinta de indio guajiro, pajurano o azteca) de asesinar a 160 millones de «venezolanos».

– Hace 529 años no existía Venezuela, sátrapa.

– En 1492 no vivían 160 millones de personas en el Nuevo Mundo.

12 de octubre, nada que celebrar, los españoles cometieron un genocidio en América, asesinaron a millones de personas (cincuenta, noventa, ciento sesenta millones…) e incluso mataron a tantos indígenas que «cambiaron el clima global.» Ole sus huevos.

Para alcanzar la cifra de 50 millones de muertes, Cristóbal Colón y los españoles que le acompañaron al nuevo mundo tenían que haber lanzado 625 bombas atómicas como las que los yanquis lanzaron en Hiroshima. En el caso de que fueran 90 o 160 millones…

Es imposible que nuestros antepasados, de los españoles y de gran parte de los que viven actualmente en América, asesinaran a 50 millones de indígenas por la sencilla razón de que no vivían en América 50 millones. Rosenblat, hispanista venezolano, estima que vivían 13 millones.

Ángel Rosenblat muestra esos cálculos en su libro «La Población Indígena de América»: «Esta cantidad, de casi trece millones y medio de habitantes, con un margen de error no creemos mayor del 20 %, está de acuerdo con las líneas que se desprenden del conocimiento histórico.»

Existen otros cálculos, pero ni de lejos suman 50 de millones de habitantes en América en 1492. Es un mantra, como aquel que dice que el chavismo trae la felicidad, que los venezolanos hacen colas en las tiendas para poder hablar (Errejón) y que no hay miseria en Venezuela.

Según la Real Academia de la Lengua la palabra exterminio significa “eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad”. En ningún momento los españoles que llegaron al Nuevo Mundo cometieron un genocidio.

Este cuento del supuesto genocidio es tan burdo, tan grosero y fuera del sentido común que debería ser absurdo razonar contra la trola, pero cada año que pasa crece la bola pues Maduro y otros dirigentes americanos necesitan un enemigo para tapar su nefasta gestión. No hay más.

Y ese enemigo lo hallan en España y sobre todo en sus propios antepasados españoles. Doscientos años de independencia deberían bastarles para pensar q actualmente España nada tiene que ver con la miseria que provocan sus políticas y q deberían buscar una solución en el presente.

García del Junco: “Afortunadamente contamos con datos fiables sobre la emigración de españoles a América porq se encuentran recogidos en el Archivo General de Indias. Por ello sabemos que los españoles q partieron al nuevo continente, en las primeras décadas fueron unos 200.000.”

García del Junco: “Y no 200.000 soldados, sino personas de todo tipo. A poco que se hagan cuentas se verá que, si a ese número de personas se restan funcionarios, frailes, sacerdotes, artesanos, mujeres, niños, enfermos, etc. quedan bastantes pocos soldados.”

García del Junco: “No un ejército de 200.000 sanguinarios soldados, sedientos de sangre, sádicos brutales, q disfrutaban con el sufrimiento ajeno y que se dedicaron a asesinar desde q pusieron pie en tierra. Tantos indios muertos ¿y sólo por unos miles de soldados? es imposible.”

García del Junco: “Los números no cuadran. ¿Cómo unos miles de soldados, en solo unos años, mataran a varios millones de indios? Eso no ocurre ni en la peor de las películas.”

García del Junco: “Alguien podrá decir que las armas de fuego fueron las grandes aliadas de los conquistadores españoles. Y es cierto. Pero hay que aclarar que, aunque eran superiores a las armas de los indios, eran todavía demasiado primitivas y funcionaban muy deficientemente.”

García del Junco: “Hay otra importante razón: ningún imperio quiere territorios despoblados por qué ¿para qué sirven? La gran importancia de un territorio es, precisamente, su población. Importancia política, estratégica, económica, militar y de todo tipo.”

García del Junco: “Es un sinsentido mantener la idea de que el objetivo de la conquista era masacrar a los indios.”

Cierto es que durante la Conquista hubo violencia, injusticias, hubo guerras y alianzas, los españoles del siglo XV y XVI no eran hermanitas de la caridad pero crearon un espacio de población mestiza al sur del río Grande ajeno a la supremacía blanca anglosajona del norte.

Messori: «Mientras en los Estados Unidos viven un 0,07 % de personas de origen indígena, en México la situación es la contraria: el 90 % de la población o bien desciende directamente de los antiguos habitantes o es fruto de la mezcla entre los indígenas y los nuevos pobladores.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: