El «Santo Grial» de la Catedral de Valencia

¿Saben ustedes que el Santo Grial podría estar en la Catedral de Valencia? ¿Y qué es el Santo Grial? La reliquia más sagrada del cristianismo: la copa que habría usado Jesucristo en la Última Cena días antes de que fuera crucificado.

Una vez crucificado Jesucristo por orden de Poncio Pilatos, San José de Arimatea, tío de la Virgen María, habría recogido la sangre de Cristo utilizando el Santo Grial, también llamado el Santo Cáliz.

¿Y cómo habría llegado el Santo Grial a la Catedral de Valencia? Procedente del palacio zaragozano de la Aljafería. Evidentemente antes fue sacado de Jerusalén por los apóstoles que lo habrían guardado y utilizado. Otra versión dice que quién lo sacó fue San José de Arimatea.

San Pedro se habría llevado el Santo Grial a Antioquía y después a Roma. La tradición cuenta que fue usado por los primeros papas de la Iglesia Católica Apostólica Romana. En Roma habría permanecido hasta el pontificado de Sixto II que fue papa durante los años 257 y 258.

Temiendo que a causa de la persecución romana de los cristianos el Santo Grial pudiera ser destruido, Sixto II se lo habría entregado a uno de sus diáconos, Lorenzo, natural de Huesca, quién lo habría enviado a casa de sus padres antes de que fuera martirizado por los romanos.

Más tarde el Santo Grial habría sido escondido en el Monasterio de San Juan de la Peña. En el año 1399 los monjes del monasterio se lo habrían entregado al rey de Aragón Martín I el Humano que lo habría guardado en el palacio de la Alfajería en Zaragoza.

En el año 1424, el rey Alfonso V el “Magnánimo” de Aragón llevó el Santo Grial a su palacio real en Valencia. Las guerras en Italia provocaron que el “Magnánimo” contrajera una deuda de 40.000 ducados de oro y dejó el Santo Grial en la Catedral de Valencia como prenda.

Gracias a Dios fue escondido durante la Guerra de la Independencia de forma que los franceses no pudieron echarle mano bien para robarlo o para destruirlo. Decían “Liberte, Fraternite, Egalite» pero lo que hacían era saquear robar y si podían, violar.

Durante la Guerra Civil, la Catedral de Valencia fue asaltada e incendiada. El canónigo Elías Olmos, previendo lo que sucedió, el 21 de julio de 1936 la entregó a la encargada de limpiar la reliquia. Más de 200 obras de arte desaparecieron y ocho de sus sacerdotes asesinados.

María Sabina Suey ocultó el «Santo Grial» en casa de su madre, semanas después lo llevó a casa de su hermano y ante los registros y bombardeos, lo entregó a su primo que lo llevó en una caja de galletas a su domicilio en Carlet y lo ocultó en hueco de una pared.

Fotografía de la Archidiócesis de Valencia

En la actualidad el «Santo Grial» se encuentra en la capilla del Santo Cáliz de la Catedral de Valencia. Los arqueólogos la consideran de origen oriental y la datan entre los años 100 y 50 antes de Cristo. ¿Será en realidad el Santo Grial?

Otros afirman que el «Santo Grial» se encuentra en la Basílica de San Isidoro de León. Los historiadores Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega sostienen que el Cáliz de Dña. Urraca es en realidad el «Santo Grial».

Pero los «Santos Griales» de Valencia y de León no son los únicos. También podrían ser el «Santo Grial» de O´Cebreiro (Lugo), el Cáliz de Antioquía, el Vaso de Nanteos, la Copa de Hawkstone Park, la Copa de Hierro,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: