“El negocio de defender los intereses de la Corona me ha costado un ojo de la cara»

A Diego de Almagro socorriendo a Pizarro en la actual Colombia, un indio le dejó tuerto de un flechazo. Un tanto molesto, estando en presencia del Emperador y Rey Nuestro Señor Carlos le espetó: “El negocio de defender los intereses de la Corona me ha costado un ojo de la cara».

La perdida del ojo le ocurrió a Diego de Almagro a principios de 1525 al socorrer a Francisco Pizarro cuando éste andaba guerreando con los indios en un lugar de la actual Colombia llamado «Fortín del Cacique de las Piedras.»

Diego de Almagro exploró territorios actuales de Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, siendo el primer europeo que pisó Chile. Enfrentado a Francisco Pizarro por la gobernación de la ciudad de Cuzco, su vida acabó en manos del verdugo al perder la guerra con el de Trujillo.

Así que ya saben de donde procede la frase que pronunciamos cuando hemos pagado un elevado precio por algo. Sea cierta o no este versión así nos ha llegado. Si conocen otra versión..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *