Buenaventura Durruti, un criminal con buena prensa

Buenaventura Durruti no fue una buena persona, no fue ningún héroe. Fue un totalitario que trataba de imponer el anarco comunismo por la fuerza. Un criminal que con su banda «Los Solidarios» participó en el asesinato del obispo de Zaragoza, Juan Soldevilla Romero en 1923.

El 1 de septiembre de 1923 participa también en el atraco a la sucursal del Banco de España en Gijón. Logra apropiarse de medio de pesetas y de la vida de D. Luis Azcárate Alvarez, director de la sucursal que recibe un disparo en la cabeza.

Durruti huye con su banda a México. Allí atracan la fábrica «La Carolina» de Ticomán, en abril de 1925. Un trabajador muere tiroteado. Luego marchan a Cuba donde también atracan un banco. A Chile llegan el 9 de junio de 1925: son los autores del primer atraco en un banco chileno.

De Chile pasan a Argentina. En Buenos Aires comienzan atracando estaciones de tranvías. En uno de los atracos asesinan a un policía. El 16 de enero de 1926 atracan el Banco San Martín. Logran un buen botín y se cobran la vida de un empleado del banco y dejan malherido a otro.

De Argentina viajan a Francia en 1926. En el país vecino Durruti y sus cómplices son detenidos por la policía francesa acusados de planear un atentado contra el rey Alfonso XIII en ocasión de un viaje a París. Durruti fue condenado a una pena muy leve: seis meses de cárcel.

Proclamada la Segunda República Española participa en una insurrección anarquista en el Alto Llobregat. A resultas de ella es deportado a Guinea Ecuatorial y Canarias. De vuelta participa en el golpe de 1934 sublevándose en Asturias. Allí muere su hermano Manuel.

Luego 1936, Guerra Civil, Barcelona, Columna Durruti, viaje a Madrid y cuando está en la Ciudad Universitaria, el 19 de noviembre de 1936, recibe un tiro que entra por el pecho y sale por la espalda que según su chófer fue fruto de un accidente.

Enumerados sus crímenes la vida de Durruti no fue tan «épica» como nos la quieren contar. Sobre todo para sus víctimas y los familiares de su víctimas…

1 pensamiento sobre “Buenaventura Durruti, un criminal con buena prensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *