Almansa, la batalla decisiva que llevó a la victoria a Felipe V en la Guerra de Sucesión Española

Los partidarios de Felipe V consiguieron una victoria aplastante frente a los austracistas.

Hoy hace 303 años, 25 de abril de 1707, tuvo lugar la batalla de Almansa en el marco de la Guerra de Sucesión Española. En esa batalla participó el Regimiento de Asturias que sigue existiendo con base en «El Goloso». El gran pintor Augusto Ferrer Dalmau inmortalizó una de sus cargas.

En la batalla de Almansa hubo españoles en ambos bandos. El 25 de abril de 1707 murieron españoles, franceses, británicos, suizos, irlandeses, holandeses, portugueses. Incluso unos hugonotes franceses que estaban encuadrados en el bando austracista.

Berwick y Galway

En Almansa se enfrentaron dos ejércitos que en total sumaban unos 47.000 soldados. El Ejército enviado por los partidarios de Felipe V contaba con 22.000 y estaba al mando del duque de Berwick. El del Archiduque de Austria estaba formado por 25.000 al mando del conde de Galway.

El ejército de los austracistas (Gran Bretaña, Austria, Países Bajos, Prusia, Portugal) pretendía acabar con el ejército de los felipistas (Francia, España) en Almansa, Albacete. Allí estaban acampados los felipistas a la espera de instrucciones del enviado del rey Luis XIV.

El 25 de abril de 1707 el ejército austracista se encontraba en Caudete, a 30 kilómetros de Almansa. Recorrida esa distancia se encontraron con los felipistas ya formados en el campo de batalla a la afueras de Almansa y mucho más descansados.

La batalla comenzó con intenso fuego artillero de ambos bandos después de mediodía. Después de cuatro ataques de los austracistas, un contrataque de tres escuadrones españoles de caballería del Regimiento Rosellón Viejo permitió decantar la balanza a favor de los felipistas.

Retrato del rey Felipe V en Játiva

Durante toda la noche del 25 al 26 de abril continuaron los combates. En la mañana del 26, los austracistas capitularon. La victoria de los felipistas fue aplastante: 12000 prisioneros , 7000 muertos y heridos austracistas. Los partidarios de Felipe V sólo tuvieron 3.000 bajas.

El camino hacia Valencia y Murcia quedó expedito para el Ejército francoespañol de Felipe V. Sólo algunas ciudades resistieron: Játiva, Alcoy, Denia. Alicante… Játiva fue incendiada, cambiado su nombre por San Felipe y repoblada por fieles a la causa borbónica.

En Almansa celebran una recreación histórica que este año no ha podido celebrarse como bien entenderán ustedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *