Los veintiséis mártires católicos crucificados en Nagasaki

¿Saben ustedes que cinco españoles junto a otros veintiún católicos fueron crucificados el 5 de febrero de 1597 en Nagasaki, Japón? Antes fueron obligados a recorrer a pie 800 kilómetros. Seis de los crucificados eran misioneros.

Los españoles que fueron martirizados en la cruz: San Pedro Bautista (Ávila), San Martín de la Ascensión (Beasain, Guipúzcoa), San Felipe de Jesús (Nueva España, hijo de Alonso de las Casas y Antonia Martínez) , San Francisco Blanco (Monterrey, Galicia) y San Francisco Andrade (La Parrilla, Valladolid).

¿Quién dio la orden de que fueran crucificados? El Gran Señor Toyotomi Hideyoshi, el cual, había sustituido a Oda Nobunaga quien había permitido que la Compañía de Jesús se instalara en sus dominios con el fin de mejorar las relaciones comerciales con España y Portugal.

Nobunaga acabó sus días en esta tierra asesinado en 1582. Otros cuentan que fue obligado a suicidarse a la manera japonesa. Lo mismo da. Fue sustituido en el poder por Toyotomi Hideyoshi que no poseía las mismas ideas aperturistas que su predecesor.

Con el objetivo de ganarse para su causa a los sintoístas y evitar la influencia extranjera en sus dominios, Toyotomi Hideyoshi prohibió el cristianismo y ordenó la expulsión de los misioneros.

Los católicos tristemente protagonistas de nuestra historia fueron arrestados en Kioto y Osaka. Hideyoshi ordenó que fueran crucificados en Nagasaki (ciudad fundada por portugueses y por tanto católicos en 1571), a unos ochocientos kilómetros del lugar de su arresto.

Los condenados fueron obligados a caminar hacia el lugar de su martirio. Durante el camino sufrieron todo tipo de vejaciones. A algunos de ellos se les cortó la oreja izquierda en una plaza pública de la ciudad de Meako.

Al llegar a Nagasaki se encontraron con 26 cruces que habían sido erigidas en una colina. El primero en morir fue Felipe de Jesús nacido en Nueva España, actual México. Recibió dos lanzadas. Todos lanceados.

Dos meses estuvieron los cuerpos de los mártires en la cruz. Fueron beatificados el 14 de septiembre de 1627 por Urbano VII y canonizados el 8 de junio de 1862 por Pio IX. En el lugar donde se produjo el martirio hoy en día existe un gran monumento.

Los crucificados fueron los siguientes: San Francisco, San Cosme Takeya, San Pedro Kozaki, San Diego Kisai, San Pablo Miki, San Pablo Ibaraki, San Juan de Gotoo, San Luis Ibaraki, San Antonio Deynan, San Pedro Bautista, San Martín de la Ascensión, San Felipe de Jesús o de las Casas, San Gonzalo García, San Francisco Blanco, San Francisco de Miguel, San Matías y San León Karasumaru, San Ventura, San Joaquín Sakakibara, San Franciso el médico, Santo Tomás Dangui, San Juan Kinuya, San Gabriel y San Pablo Suzuki.

1 pensamiento sobre “Los veintiséis mártires católicos crucificados en Nagasaki

  1. Por la Recuperación del Idioma Español en Filipinas,.. en lugar de referirnos a los Santos Mártires japoneses, dignos de toda admiración y veneración, quizás sería oportuno , aquí, relatar los sacrificios los mártires de la islas Filipinas (Philippines), que fueron asesinados, mezclando la sangre española con la filipina…. sin discriminación. .. Que murieron por Dios y por la Patria, en la guerra y guerrillas. … Sin odio, Con perdón y con respeto y Amor. Dios Nuestro Señor, en la Iglesia Católica, nos reúne a todos los cristianos españoles con los filipinos y los de todos los pueblos evangelizados, en la misma lengua. Lega la hora de esa recuperación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: