La Explosión en el USS Maine ¿Un Atentado de Falsa Bandera?

La Habana (Cuba), 15 de febrero de 1898: en la oscuridad de la noche, los almacenes del acorazado norteamericano USS Maine sufren una explosión provocando la muerte de 266 de sus tripulantes. El Gobierno de Estados Unidos y su prensa culparán a España.

A pesar de que no existía ninguna evidencia de que el explosivo hubiera sido colocado o lanzado contra el Maine por fuerzas españolas, la prensa estadounidense con los editores Hearst (28 diarios) y Pulitzer (efectivamente, el del premio), lanzaron una campaña culpando a España.

Tanto Hearst como Pulitzer utilizaron sus medios de comunicación para instar al presidente de los Estados Unidos William McKinley a iniciar una guerra: “’Recordad el Maine y al infierno con España!”. El 25 de abril de 1898 Estados Unidos declaró la guerra.

Según la versión inventada por unos supuestos expertos que la Marina de Estados Unidos había enviado a La Habana, los españoles habrían lanzado o colocado una mina debajo del casco del Maine cuya explosión habría destruido el acorazado.

En 1911 el gobierno cubano pidió a los Estados Unidos que retirara el pecio del Maine del puerto de la Habana pues provocaba un gran riesgo para la navegación. Los restos del navío quedaron a descubierto en noviembre de 1911.

Una comisión comandada por el almirante Chalres E. Vreeland inspeccionó los restos del Maine, siguió echando la culpa de la explosión a España pero indicó que la explosión de los almacenes de munición tuvo una causa interna y no externa.

En 1974 el almirante estadounidense Hyman G. Rickover después de otra investigación afirmó que la explosión de ninguna manera tuvo lugar por una mina, sino más bien por la autocombustión del carbón que se encontraba en las carboneras próximas a los pañoles de munición.

Estados Unidos necesitaba hacerse con Cuba para lograr controlar el Caribe y Panamá. ¿Fue operación de falsa bandera? ¿Fue un atentado ordenado por los propios estadounidenses para echar la culpa a España de la explosión? Al menos, aprovecharon un accidente.

En 1901 se agregó la Enmienda Platt a la Constitución de Cuba. Aprobada por el Congreso de los Estados Unidos obligaba a Cuba a permitir la intervención estadounidense para “el mantenimiento de un Gobierno adecuado”. Cuba no era un país independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: