Francis Drake, el pirata inglés que murió de disentería después de ser derrotado en Las Palmas de Gran Canaria, San Juan de Puerto Rico y Nombre de Dios

Hoy hace 426 años, 28 de enero de 1596, que falleció el pirata inglés Francis Drake a causa de una disentería, enfermedad que causa una inflamación de los intestinos severa que lleva a una diarrea sanguinolenta severa, frente a las costas del actual Panamá.

Drake trataba establecer una base inglesa en aquella zona y lo que consiguió fue una severa derrota: tres barcos capturados, diecisiete hundidos, 2500 muertes, 500 prisioneros, su propia muerte y la de otro pirata famoso, John Hawkins. Había salido del puerto de Plymouth el 7 de septiembre de 1595.

Cómo fue norma en las expediciones de Drake, los ingleses parten de Inglaterra sin la necesaria provisión de víveres. Así que primero se dirigen a las islas Canarias con el objetivo de rapiñar las provisiones de las que carecen. Llegan a Las Palmas el 6 de octubre de 1595.

Por aquel entonces Las Palmas de Gran Canaria contaba con una milicia, la mayoría voluntaria, que no superaba los mil hombres y que no tenía experiencia militar. La flota de Drake lanza contra la ciudad 500 hombres embarcados en 27 barcazas. Seis piezas de artillería tenían los canarios.

Emplazados los defensores en los castillos de Santa Catalina y Santa Ana, las seis piezas de artillería les bastan para hundir varias de las barcazas, causar daños en varios barcos de la flota inglesa y enviar al más allá a más de cuarenta hijos de la Gran Bretaña y provocar numerosos heridos. Cuatro horas dura el intentó inglés.

Castillo de Santa Catalina (Las Palmas de Gran Canaria)

Tratan entonces los ingleses de hacerse con provisiones en otro lugar de la isla de Gran Canaria: la bahía de Arguineguin. Los canarios habían siguen los movimientos de la flota de Drake desde la costa. En cuanto desembarcan caen sobre los ingleses causando la muerte de ocho de ellos y volviéndolos a poner en huida.

La flota de Drake se dirige entonces a La Gomera donde logran hacerse con leña y agua para después partir hacia la isla de Puerto Rico. Allí el pirata Drake sabe que se encuentra el navío español “Nuestra Señora de Begoña”. En sus bodegas tiene tres millones de pesos en plata.

La flota de Drake llega al Caribe en noviembre de 1595. Nada más llegar se encuentra con una flota de cinco fragatas al mando de Pedro Téllez de Guzmán que logra apresar uno de los buques de Drake, el “Francis”, con veinticinco supervivientes. Gracias a esos marineros ingleses apresados, los españoles conocen los planes de Drake.

El 22 de noviembre de 1595 se presenta la flota de Francis Drake frente a San Juan de Puerto Rico. Nada más fondear los buques ingleses, son atravesados por proyectiles lanzados desde las fortificaciones de tierra españolas. Uno de ellos acertó en el buque donde se encontraba Drake matando a los capitanes Clifford y Brown.

La noche del 23 de noviembre de 1595 Drake lanza 30 barcazas con 1500 hombres con el objetivo de incendiar las fragatas españolas. Logran acceder a tres de las cinco fragatas. Solo una de ellas arde por completo pero la luz que provoca el fuego permite descubrir a los atacantes: las barcazas son acribilladas con fuego de artillería, mosquetería y arcabucería.

Cuatrocientos ingleses pierden la vida en el intento de tomar San Juan de Puerto de Rico. Nueve barcazas son hundidas. El 25 de noviembre de 1595 la flota vencida de Francis Drake abandona las costas de Puerto Rico con dirección al actual Panamá.

Cuando llegan al continente lo primero que hacen los ingleses es desembarcar en Riohacha, donde sustraen unas canoas para luego pedir un rescate a sus legítimos propietarios. Cosas de piratas. También prenden fuego a una ciudad que se llamaba Santa María.

El 6 de enero de 1596 la flota de Drake se planta delante de las costas de Panamá, en concreto frente al primer puerto en el continente de la Flota de Indias: Nombre de Dios. En aquel momento aquella ciudad fundada en 1510 por Diego de Nicuesa estaba defendida por 70 hombres al mando del capitán Enríquez.

Los 70 hombres del capitán Enríquez logran resistir durante horas los ataques de los ingleses de la flota de Drake. Cuando ya estaban a punto de ser copados, se unen a la defensa otros 50 hombres al mando del capitán Lierno Agüero que tocando tambores desde una espesa arboleda hacen creer a los ingleses que son cientos.

Los ingleses en vez de dar batalla optan por largarse al grito políticamente incorrecto, “maricón el último” (perdón por la broma). Cuatrocientos ingleses mueren en el ataque a Nombre de Dios. Antes de huir prenden fuego a la ciudad. En su huida son hostigados por españoles e indígenas.

Una vez embarcados las enfermedades tropicales hacen mella en los ingleses. A Francis Drake le toca disentería. Fallece el 28 de enero de 1596 después de haber hecho testamento en favor de su sobrino Francis. Su cuerpo fue lanzado al mar en un ataúd lastrado.

1 pensamiento sobre “Francis Drake, el pirata inglés que murió de disentería después de ser derrotado en Las Palmas de Gran Canaria, San Juan de Puerto Rico y Nombre de Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: