El Saqueo de Córdoba por los soldados de la «Liberte, Égalite, Fraternité»

Hoy hace 214 años, 13 de junio de 1808, que las tropas francesas del general Dupont comenzaron el saqueo de Córdoba. Durante tres días, los de la “Fraternite” asesinaron, robaron todo tipo de bienes, asaltaron iglesias, conventos y viviendas, expoliaron y violaron a cientos de cordobesas. (Seguir)

Los que trataban de traer la “Liberte” asesinando y violando acababan de vencer en el por entonces pequeño pueblo de Alcolea a un improvisado ejercito español formado principalmente por milicias cordobesas al mando de Pedro de Chavarri. Alcolea se encuentra a unos 10 km de Córdoba.

¿Y que excusa dieron los gabachos para comenzar el saqueo de Córdoba? Cuentan que un juez de paz llamado Pedro Moreno trató de matar a Dupont cuando lo vio pasar por la calle Borja Dupont. Únicamente habría conseguido matar al equino del general gabacho.

El pobre juez habría sido pasado a cuchillo por los franceses junto con su mujer, hija y criados. Cierto o no el supuesto homicidio en grado de tentativa del mandamás francés, lo cierto es que los de la “Igualite” habían entrado en Córdoba derribando a cañonazos la Puerta Nueva.

En represalia, el general Dupont ordenó que los 10.000 franceses de su ejército saquearan Córdoba. Con el apoyo de la artillería los soldados imperiales derribaron puertas y durante tres días no quedó vivienda sin ultrajar y mujer sin violar, salvo aquellas que pudieron esconderse.

Aquellos cordobeses que trataron de oponerse a la violencia y saña de los franceses murieron cosidos a bayonetazos. «Las hijas eran ultrajadas en presencia de padres y hermanos, y las esposas delante de sus maridos e hijos.»

Los gabachos se ensañaron con las religiosas que habitaban en las iglesias y conventos, especialmente el del Carmen, el de San Juan de Dios y el de los Terceros. Los soldados franceses violaron a decenas de religiosas durante tres días en el interior de sus propias celdas.

Destrozaron imágenes religiosas, la Catedral de Córdoba fue saqueada. Los soldados se llevaron la plata, los candelabros, los cálices, cuadros, copones de vino sagrado, coronas de oro de las imágenes de la Virgen María y se bebieron 1.100 arrobas de vino y aguardiente.

Más de diez millones de reales robaron los franceses en Córdoba. Más de ochocientos carros salieron de la ciudad andaluza cuando las tropas gabachas decidieron abandonarla cuando tuvieron conocimiento de que la Armada Francesa había capitulado en Cádiz.

A los franceses que habían saqueado Córdoba les esperaba la derrota en Bailén el 19 de julio de 1808. Sólo en el equipaje del general Dupont se encontraron cinco millones de reales, once millones de perlas, además de numerosas obras de arte.

La mayoría de los franceses que no murieron en Bailén acabaron prisioneros en la bahía de Cádiz y las Islas Canarias. Cuentan que cuando se fueron de Córdoba “los cerdos se comían los senos de las mujeres que habían recibido muerte en las calles».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: