Clara Campoamor, el Gobierno del Frente Popular y la Violencia

Clara Campoamor: «El gobierno (del Frente Popular) se mostraba cada día menos capaz de mantener el orden público. En el campo se multiplicaron los ataques de elementos revolucionarios contra la derecha, los agrarios y los radicales, y en general, contra toda la patronal.» (Sigue)

«Se ocuparon tierras, se propinaron palizas a los enemigos, se atacó a todos los adversarios, tildándolos de «fascistas»«.

«Iglesias y edificios públicos eran incendiados, en las carreteras del Sur eran detenidos los coches, como en los tiempos del bandolerismo, y se exigía de los ocupantes una contribución en beneficio del Socorro Rojo Internacional.»

«Con pueriles pretextos se organizaron matanzas de personas pertenecientes a la derecha. Así, el 5 de mayo se hizo correr el rumor de que señoras católicas y sacerdotes hacían morir niños distribuyéndoles caramelos envenenados.»

«Un ataque de locura colectiva se apoderó de los barrios populares y se incendiaron iglesias, se mataron sacerdotes y hasta vendedoras de caramelos en las calles. En el barrio de Cuatro Caminos fue horriblemente asesinada una joven francesa profesora de una escuela».

«Estos hechos fueron denunciados en el Parlamento, y he aquí la lista de actos violentos, tal y como se imprimió en el Diario de Sesiones sin que el Gobierno los negara:«

«Hechos acaecidos en plena paz y bajo el ojo indiferente de la policía, entre el 16 de febrero y el 7 de mayo de 1936, es decir, a los 3 meses de gobierno del Frente Popular:

-Saqueo de establecimientos públicos o privados, domicilios particulares o iglesias: 178.
—Incendios de monumentos públicos, establecimientos públicos o privados e iglesias: 178.
—Atentados diversos contra personas de los cuales 74 seguidos de muerte: 712.»

«He aquí la situación en la que se encontraba España tres meses después del triunfo del Frente Popular.»

«¿Por qué el gobierno republicano nacido de la alianza electoral se abstuvo de tomar medidas contra aquellos actos ilegales de los extremistas? No suponía más que un problema de orden público acabar con todos los excesos contrarios a su propia ideología y métodos.»

«Si el gobierno se mantuvo pasivo es porque no podía tomar medidas sin dislocar el Frente Popular.
En cuanto a los partidos de derecha, un exceso de prudencia les llevó a silenciar a sus propios diputados. Sin embargo el Sr. Calvo Sotelo denunció esos hechos ante las Cortes en un famoso discurso . Aquel acto le costaría la vida.«

El texto de este hilo está extraído del libro de Clara Campoamor «La Revolución Española vista por una republicana» donde narra bajo su punto de vista lo que sucedió en España después del triunfo del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936.

Huyó a Suiza después de estallar la Guerra Civil Española amenazada de muerte por unos y otros. Huyendo del terror de las checas y de los paseos falangistas. Las ideas de Clara Campoamor nada tenían que ver con las de Irene Montero: «Estoy tan alejada del fascismo como del comunismo. Soy Liberal.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: