Los sacrificios precolombinos de niños que el presidente de Perú niega

El señor del sombrero enorme no lo sabe o más bien no quiere saber. Antes de que Pizarro y sus huestes llegaran al Perú, los pobladores de aquellos territorios tenían la costumbre de sacrificar niños en una ceremonia que era conocida como Capacocha. (Sigue)

Los incas sacrificaban niños para honrar a sus dioses. A Inti, el dios del Sol, le dedicaban el mayor número de Víctimas: según Guamán Poma de Ayala se ofrendaban cientos de niños con ocasión de las fiestas de Inti Raymi (junio), Chaqra Yapuy Killa (agosto) y Qhapaq Inti Raymi.

También llevaban a cabo sacrificios en ocasiones especiales tales como guerras, el ascenso y muerte del Sapa Inca (soberano del Imperio Incaico) o cuando este enfermaba con el objeto de que obtuviera una protección de los dioses.

Además, cuando fallecía un soberano sacrificaban a un buen número de criados y oficiales para que le sirvieran en la otra vida. También mataban a sus mujeres preferidas e infantes. Tras la muerte de Huayna Capac el cronista Joseph Acosta escribe q se sacrificaron a mil personas.

A los niños a sacrificar se les elegía por su belleza. Llegaban a Cuzco en procesión acompañados de sus madres y otros parientes, caciques, sacerdotes,… Los niños eran mostrados por las calles acompañados del Inca, la elite incaica y las momias de los reyes fallecidos.

Una vez terminada la ceremonia, el Sapa Inca entregaba a los niños y a las doncellas objetos valiosos con los que serían enterrados. Luego la comitiva volvía a su lugar de origen donde los sacrificados serían ofrendados a los dioses, normalmente en cumbres de nieves perennes.

Antes de matar a los niños se les daba de comer y beber abundante chicha provocándoles un fuerte mareo. En ese momento procedían a estrangularles y a extraerles el corazón. En otras ocasiones una vez drogados, se les enterraban vivos. Así han sido encontradas numerosas momias.

Esta ceremonia se normalizó en tiempos de Pachacútec, noveno gobernante de los Incas del 1438 al 1471 pero existe la constancia que ya se realizaba por los chimú hacia el año 1200. En el año 2019 se habían hallado los esqueletos de 364 niños ejecutados en varias excavaciones arqueológicas.

Los incas también realizaban sacrificios para tratar de que no fueran castigados con catástrofes naturales tales como por ejemplo una inundación o la erupción de un volcán. Los niños eran llevados a lo alto de una montaña, drogados y morían por congelación.

2 pensamientos sobre “Los sacrificios precolombinos de niños que el presidente de Perú niega

  1. Muy cierto. Lamentablemente, Castillo es el típico mestizo izquierdoso acomplejado e ignorante, iletrado. Su ascenso al poder solo se explica por el odio enfermizo que la prensa progre le tiene a Keiko. Prefirieron apoyar a un analfabeto resentido pero de izquierda, a darle una oportunidad a Keiko Fujimori que, de lejos es intelectualmente más preparada que el iletrado sr Castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: