La Virgen de Covadonga en la Santa Cueva

La talla de la Virgen apareció después de la Guerra Civil en la Embajada de España en París, salvada de los milicianos por una empleada del Hotel Pelayo y el delegado provincial de Bellas Artes de la Segunda República.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: