García I de León: el traslado definitivo de la Corte

García I de León

García I de León

García I de León se coronó rey en el año 910 después de la muerte de su padre Alfonso III el Magno a pesar de que este había abdicado un año antes y que los hijos del último rey de Asturias ya gobernaban de alguna manera los territorios que estaban a cargo de su progenitor. De todas formas gobernó poco más de tres años.

Varios autores afirman que cuando abdicó Alfonso III el Magno dividió el reino entre sus hijos: García I sería rey de León, Ordoño rey de Galicia y Fuela de Asturias. Otros afirman que realmente el sucesor de los reinos era García y que sus otros hermanos, a pesar de que pudieran ostentar el título de reyes, estaban sometidos por un pacto de vasallaje a su hermano.

García nació en el año 870, algunos historiadores afirman que en el año 871. Fue bautizado con el nombre de García en recuerdo de su abuelo García I Iñiguez de Pamplona. En el año 896 se casó con Munia, hija del conde de Amaya y desde entonces sostuvo fuertes vínculos con la nobleza castellana.

Reinando aún su padre protagonizó una rebelión al sentirse desplazado por su hermano Ordoño. A pesar de ser el primogénito Alfonso III había elegido a su hermano para gobernar Galicia. En el año 909 se atrinchero en Zamora. Su padre envió un gran ejército para someter al rebelde y el infante acabaría encerrado en el castillo de Gauzón acusado de traición. Y no sufrió mayor castigo debido a que los nobles que habían apoyado a García para que se sublevara consideraron el castigo excesivo y obligaron a que Alfonso III abdicara y repartiera el reino.

García I accedió al trono cuando el que sería una gran amenaza contra los reinos cristianos accedió a la cúspide del emirato de Córdoba Abderramán III que llegará a reinar durante cincuenta años periodo en el que se sucedieron hasta siete reyes del reino de Léon. Fue nombrado Al-Nasir-li-din Allah (el que hace vencer la religión de Alá).

Una vez en el trono García I de León estableció definitivamente la corte en León. Pronto reanudó la guerra contra los musulmanes. En el año 911 hizo una incursión hasta tierras de Toledo y Talavera alcanzando la frontera del Duero en el 912, reforzando la línea de fortalezas existentes entre Zamora y Simancas, y repobló las plazas de Roa, Haza, Coca, Peñafiel, Clunia, Osma y San Esteban de Gormaz.

En el año 913 fundó en Grafedes (Léon) el monasterio de San Miguel de la Escalada, joya del arte mozárabe, junto a su esposa Munia.

El fallecimiento de García I tuvo lugar sin descendencia conocida por los historiadores. También se desconoce exactamente la fecha de su muerte y sus circunstancias. Según parece falleció entre enero y junio de 914, según algunos historiadores estiman, de muerte natural en Zamora o en un enfrentamiento con los musulmanes en Arnedo a que acudiría tras firmar una alianza con Sancho Garcés I de Pamplona. Lo más razonable sería que muriese en Zamora después de no recuperase de las heridas sufridas en Arnedo.

Fue sepultado en el Panteón de los Reyes de la Capilla de Nuestra Señora del Rey Casto, en la catedral de Oviedo, donde su hermano Fruela reinaba como rey de Asturias.

Al no tener descendencia le sucedió su hermano Ordoño II.

Fuentes:

Historia Militar de la Reconquista

Real Academia de la Historia

De la Guerra a la Unificación

Historia de los Reinos Cristianos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: