Fruela II el Leproso de Asturias y León

0
Fruela II el Leproso

Fruela II el Leproso

Fruela II el Leproso, Fruela Adefónsiz, fue el tercer hijo de Alfonso III el Magno y de Jimena. Fue rey de Asturias de 910 a 924 y de León de ese mismo año hasta agosto del año siguiente.

Siendo hijo de Alfonso III era hermano de los reyes García I y Ordoño II y tío de los reyes Sancho Ordoñez, Alfonso IV y Ramiro I.

Tras la muerte de Alfonso III el Magno sus hijos reinaron en sus reinos: Ordoño II en Galicia, García en León y Fruela II en Asturias.

En el año 911 se casó con Munia Jimena, de la dinastía Jimena de Pamplona con la que tendrá  Alfonso Froilaz, que sería rey de León, y a Urraca. Munia Jimena falleció en 913 casándose entonces con una mujer del linaje de los Banu Qasillamada Urraca, hija del príncipe de Tudela, ‘Abd Allāh b. Mamad b. Lope.

Esta boda frustró la tradicional alianza entre León y Pamplona perdiendo el apoyo de Sancho Garcés I. De este último matrimonio nacieron Ramiro y Ordoño Foilaz.

Fruela II instaló su corte en Oviedo aceptando su subordinación a García I, rey de León aunque el apartamiento geográfico y político del territorio de Asturias les permitió bastante independencia con respecto a su hermano.

Siendo rey de Asturias donó a la catedral de San Salvador de Oviedo la caja de las Ágatas, una arqueta-relicario recubierta de oro y placas de ágata que junto a la Cruz de los Ángeles, la Cruz de la Victoria y la Arqueta de San Genadio, es una de las obras más importantes de la orfebrería prerrománica asturiana.

Tras el fallecimiento de sus hermanos García (914) y Ordoño II (924), Fruela II fue proclamado rey de León a pesar de que el segundo de sus hermanos tenía tres hijos: Sancho, Alfonso y Ramiro. Este hecho hizo que se enemistara con la nobleza leonesa que consideraba que había usurpado el trono dado que entendían que correspondía a los herederos de Ordoño que tuvieron que refugiarse en Galicia y Portugal donde a duras penas sobrevivieron gracias al apoyo de familiares y amigos. Peor suerte tuvieron Aresindio y Gebuldo, hijos de Olmundo, noble que apoyaba a los hijo de Ordoño en sus pretensiones al trono leonés, que fueron mandados matar por Fruela. El obispo Frimiinio de León fue desterrado por oponerse también a su entronización.

Durante su cortó reinado en León, Fruela II el Leproso envió ayuda a Sancho Garcés de Pamplona para que pudiera defenderse de una expedición enviada por Abderramán III contra el reino navarro.

Al año siguiente de su reinado murió de lepra. Fue sepultado en la catedral de León aunque es posible que sus restos fueran trasladados por el rey Bermudo II a Oviedo para evitar que fueran profanados por Almanzor.

Le sucedió su sobrino Alfonso Froilaz.

Fuentes:

Historia Militar de la Reconquista

Real Academia de la Historia

De la Guerra a la Unificación

Historia de los Reinos Cristianos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: